Blogia
Fulgueiras con el Santo Claro

Corazón joven

PEDRO DE LA HOZDos mensajes recibidos en la redacción cultural de Granma dan pie a esta crónica. Uno provino de Sancti Spíritus; otro de Ciego de Ávila. El primero dice: "Escuché que esta semana, en la Feria de Santa Clara, sería presentado el libro El nombre de mis ideas, sobre el comandante Víctor Bordón. ¿Habrá también un lanzamiento en la Feria de aquí? (...) A la gente joven que trabaja conmigo les digo que deben conocer las historias de lucha de los hombres de mi generación". El segundo pretende despejar una incógnita: "¿Es cierto que la sección El Diablo Ilustrado (publicada por la revista Somos Jóvenes) ya se puede adquirir en forma de libro? ¿Y que nunca sabremos quién es el autor?"Feliz coincidencia la de estos mensajes en días como los que corren, cuando libros y lectores, por decenas de miles, se encuentran en calles y plazas de la región central de la Isla antes de ceder el relevo a la recta final, en tierras orientales, de la fiesta jamás soñada de la cultura cubana. Ojalá que cada título deseado pudiera ser adquirido por el lector; pero como no es así, y todavía la demanda es superior a la oferta, pese a los gigantescos esfuerzos y la enorme vocación del país para poner en circulación casi cinco millones de ejemplares para su venta en la Feria, queda la no siempre explorada posibilidad de acudir a las bibliotecas. Los títulos de mayor demanda estarán en esos centros al alcance de todos.Mas, por otra parte, resulta estimulante que muchos, y no solo el primer remitente, se preocupen por la transmisión de la memoria histórica. Tengo el privilegio de conocer la génesis y el desarrollo de la escritura de El nombre de mis ideas (Ed. Deportes), puesto que el coautor (el otro es, desde luego, el mismísimo Víctor Bordón) es mi colega, no solo ahora, sino desde muchos años, cuando compartíamos en el periódico Vanguardia, de Villa Clara, sueños y realidades. Por eso conozco los desvelos de José Antonio Fulgueiras por darle cuerpo literario a la voz de uno de los protagonistas de nuestra definitiva gesta libertadora en la región central de la Isla, y reflejar los convulsos días que vivieron los hombres de Bordón en el Escambray —entre bandidos y oportunistas de un lado y manifiestas desidias de un sector de la retaguardia por otro— hasta que llegó la columna del Che y se enrumbó debidamente y de modo decisivo la guerra. En el pórtico de este libro joven y para los jóvenes, se leen reveladoras valoraciones de Juan Almeida: "Con un lenguaje fresco, ameno y fluido, este libro nos permite conocer de la vida del combatiente Víctor Bordón Machado. Cuando se comienza su lectura, te agarra y no te suelta, andas con él hasta que lo terminas de leer y entonces te deja el deseo de que siguiera, para continuar el disfrute de este pedazo de historia matizado con sano humor".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Francisco González -

Desde Islas Canarias me congratula que se haya escrito esa Historia viva sobre Victor Bordón Machado.Creo que ha sido muy acertada.Mi deseo ahora es comparlo y leerlo.Así será perenne ese ejemplo de aquélla lucha revolucionaria que se ha transformado en las nuevas generaciones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres